miércoles, 29 de diciembre de 2010

Por Ileana Espino (Nueva sección)
Como cambian los tiempos señores, en estos días estaba recordando la época de diciembre en los años noventa, de verdad hay cosas que hoy día no las comprendo y otras que también extraño, por ejemplo antes uno esperaba diciembre con unas ansias enorme para colocar el arbolito en casa, degustar las delicias que preparaban para la cena del 24, compartir con tus amigos, lanzar fuegos artificiales, el tío que se embriagaba amargado full por situaciones que ni el mismo conocía, el trabucazo del 31 y mucho mas, pero mesecito ese que duraba pa’ llegar, particularmente a mí se me hacia eterna la espera de una navidad o pascua.

Siempre la familia el 24 rezaba y cenaba unida, venían los tíos y primos que vivían fuera del país, te traían tu ropita nueva para estrenarla el día 1ero de enero, tu mama compartía la cena navideña con la vecina y viceversa, sentías hasta la famosa brisita, si vivías en una ciudad y tenias familia en el campo te ibas a pasar las festividades hacia allá porque ahí era que se gozaba. En fin la pasabas de maravilla entre familia y amigos.


Pero al pasar del tiempo no se si será el calentamiento global que también aparte de afectar la naturaleza ha afectado nuestra cultura. Lo primero es que hoy día diciembre llega en un abrir y cerrar de ojos, ya no te importa si vienen o no tus tíos y primos, en serio ya no vienen porque dicen que los pasajes aéreos están muy costosos para esa temporada, tampoco te traen ni te mandan esa ropita para estreno como en épocas anteriores, en raras ocasiones rezas y cenas junto a tu familia completa, mucho menos tu madre comparte de su cena con la vecina porque la cosa ta’ dura, o la vecina cambio totalmente con ustedes, no se puede tirar fuegos artificiales porque están prohibidos, ya no se siente ninguna brisita más bien un caloraso en pleno invierno, tampoco quieres llegue diciembre porque te pagaran el doble sueldo y estas consciente de que lo debes completo y fácilmente hasta mas.


Por otro lado no estás seguro dejar entrar un grupo de personas tocando aguinaldo navideño a tu puerta, debido a que te puede sorprender un atracador pa’ hacer su diciembre contigo, ya sabes que Santa Claus, la Vieja Belén y los Reyes Magos son ficticios, si tienes familia en el campo y vives en la ciudad optas por quedarte aquí ya que en el campo te vas aburrir. Dios mío!! En que tiempo es que vivimos?


Les confieso que muchas personas ahora lo que esperan con ansias es la Semana Santa la cual en vez de tomarse para descanso y meditación con nuestro Dios, muchos la toman para bonchar, y hacer todo lo que se hacía en los 90 en diciembre.


Pero analizando, aun si aqueda algo de esa linda tradición que una vez fueron las “pascuas” como popularmente se le llama en el país. Aun existe Cima Sabor Navideño, todavía Juanita sigue llegando con su maleta cargada desde lejanía, la gente para el 31 a las 12 de la media noche coge su maleta para ver si al año entrante puede sacar pies de aquí, algunos siguen creyendo en Santa Claus, otros terminan con quemaduras de alto grado porque no le hacen caso a las autoridades y continúan lanzando fuegos artificiales, algunos balbarasos arrancan para su campo natal, ah! Y tu tío sigue embriagándose pero ahora hay un motivo por el cual lo hace “La situación económica” porque antes lo hacía por charlatanería. Ahhh Diciembre en dominicana eh!!

4 comments:

Darlyn Feliz dijo...

my ileana, eres unica... muy original jajaj

FUERZA AMOROSA dijo...

Eso si es verdad... buen comentario

FUERZA AMOROSA dijo...

Eso si es verdad... buen comentario

Jose dijo...

Definitivamente jeva si k tienes talento,ta original el asunto, sigue asi, tienes un fiel seguidor de este lao