lunes, 19 de diciembre de 2011



Pedro Martínez, el afamado pitcher de Grandes Ligas celebró la Navidad junto a 300 niños de San Miguel de Manoguayabo. Por cuarto año consecutivo, el pelotero de grandes ligas Pedro Martínez le da la bienvenida a la Navidad en un encuentro cena con los niños que son beneficiarios de los proyectos educativos y recreativos de su fundación.



La tradicional cena Navideña se realizó con el apoyo del Grupo Ramos en la sede de la Fundación Pedro Martínez  & Hnos. donde el afamado pelotero junto a su esposa Carolina Cruz realizan un intenso esfuerzo de formación de la niñez de Manoguayabo.

Para tan especial ocasión, Pedro y Carolina se hicieron acompañar del pastor Ricardo Estrella y su madre Elepsia Estrella de Life Church en Upstate New York quienes compartieron alabanzas y testimonios cristianos con los niños y sus familiares.

Estos niños se benefician de la Fundación Pedro Martínez & Hnos a través del programa Hay poder en aprender, por el que reciben clases de arte, deportes, tecnología computacional y reforzamiento diario en las principales materias de su escolaridad.

Fueron ellos los que pusieron la nota más alta esa noche con la presentación de la obra “Mía la abeja pródiga” con un mensaje de valores de cristiandad en la sociedad y la familia que conmovió a todos los presentes.

Carolina Cruz de Martínez, directora ejecutiva de la fundación de su esposo, Pedro Martínez, se dirigió a los presentes y a los niños contándoles su experiencia de viaje en el que recaudaron miles de juguetes para la celebración del Día de Reyes.

Carolina aprovechó para reconocer la labor de apoyo que están realizando con la Fundación Pedro Martínez & Hnos. las madres de la comunidad, quienes se han integrado al proceso de desarrollo que realiza Pedro Martínez y su familia con su presencia, trabajo de mantenimiento del lugar y colaboración en todos los planes e iniciativas de las que son beneficiarios sus hijos e hijas.

“Quiero agradecer también a mi equipo de trabajo, sin cuya entrega y pasión nada de esto sería posible, dijo Carolina sonriente, mientras entregaba regalos y reconocimientos a todos sus más cercanos colaboradores.

0 comments:

 
message