martes, 12 de marzo de 2013



Si algo es cierto es que en un gran evento con un gran montaje y una excelente cartelera de artistas debe haber animadores a la altura del mismo, pero últimamente se ha visto que los encargados de mantener al público contento mientras los artistas se preparan, se están robando el show mucho más que las atracciones musicales del concierto.

Es tanto así que hay personas que asisten a los eventos para ver a esos presentadores o locutores de la televisión y la radio en vivo y disfrutar de su carisma o imagen. Muchos de los animadores tienen un gran talento y otros una excelente trayectoria, pero algunos son utilizados para atraer más público, como es el caso de las animadoras con voluptuosos cuerpos y hermosos rostros.

Algunas de ellas no están preparadas para enfrentarse a un público de cinco mil a 40 mil personas pero son elegidas porque pueden aumentar las ventas del evento gracias a su figura. Con los animadores también se usa esta estrategia pero sin la misma reacción. Ser figura pública le da una ventaja, a diferencia del los eventos realizados el siglo pasado donde se tomaba más en cuenta la preparación.

0 comments:

 
message