jueves, 11 de julio de 2013

Diseñadora Angélica María Rodríguez Bencosme en la sala Julio Ravelo de INTEC
SANTO DOMINGO.- Además de ser un objeto que sirve para descansar al cuerpo en distintas posturas, el mueble también puede ser visto como una herramienta de inclusión social, que podría permitir que los sectores sociales más vulnerables tengan acceso igualitario a la industria y a sus beneficios.

La tesis es uno de los principales planteamientos del libro “El mueble de madera dominicano: Referencias, análisis y perspectivas” puesto a circular el 28 de junio por la diseñadora Angélica María Rodríguez Bencosme en la sala Julio Ravelo del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). La obra plantea que la inclusión se hace posible porque el mueble es un producto que permite que su diseñador también pueda fabricarlo.

Explica que esto se debe, entre otros factores, a que fabricar muebles es un oficio que no requiere de una alta inversión ni tampoco del uso de tecnología de punta, y que además puede ser creado empleando materiales locales que realcen nuestra marca país.

Angélica M. Rodríguez B.
De igual forma, el libro destaca que otros factores que posicionan a la industria de mobiliario como una de inclusión son el hecho de que la ebanistería es un oficio que se aprende y se difunde con facilidad, y que los cursos sobre producción de muebles tienen una alta popularidad.

Se trata del texto pionero en el tema de diseño de muebles en la República Dominicana, un área que hasta el momento se enseña en universidades e institutos técnicos sin ningún material de apoyo bibliográfico sobre la situación local.

La obra es auspiciada por el Fondo Editorial INTEC y su contenido aborda el contexto cultural, político y económico en que se desarrolló la industria nacional del mueble, atravesando la cadena de producción, formación técnica e instituciones que apoyan al sector. También, explica las técnicas empleadas para el desarrollo del mueble en el contexto local, desde el marco legal para su fabricación y comercialización.

“Este texto no pretende ser una guía exhaustiva sobre el desarrollo del mueble como producto. Su objetivo principal es proveer o facilitar una herramienta práctica a los diseñadores, emprendedores e industrias del mueble, desde su etapa de formación hasta que alcanzan su desarrollo profesional, ya sea como micro, pequeñas o medianas empresas”, expresa Rodríguez Bencosme.

La autora, quien se desempeña como docente de diseño de muebles del INTEC, Universidad Iberoamericana (UNIBE) y del Instituto de Formación Técnico Profesional (INFOTEP), sugiere que una adecuada promoción de la industria local del mueble permitiría al país competir ante la gran oferta extranjera que domina el mercado, y relanzar el mueble dominicano como un elemento de la marca país que se destaque a nivel mundial.

Grupo Atrévete, formado por No videntes.
En ese sentido sugiere que la principal estrategia debe ser analizar al mueble más que como una pieza de decoración como un elemento cultural, que refleja las preferencias estéticas y los valores de la sociedad que lo crea.

Conoce a la autora. Angélica M. Rodríguez Bencosme es diseñadora de muebles y docente con un perfil orientado por la responsabilidad social. Es egresada de la carrera de diseño arquitectónico de la Universidad Iberoamericana (Unibe) y tiene un máster en Diseño industrial con especialidad en mobiliario otorgado por la Universidad de Nebrija, España.

Su práctica profesional, de investigación y docente ha sido reseñada por medios locales e internacionales, entre los que se destacan los periódicos Hoy y Listín Diario, así como también las revistas “Global”, “La casa”, y la Agencia de Noticias para la Divulgación de la Ciencia y la Tecnología (DiCYT), del Instituto ECYT de la Universidad de Salamanca, España.

1 comments:

Mueble Dominicano dijo...

¡Gracias a EspacioRD por hacerse eco de esta buena noticia!

 
message