sábado, 27 de julio de 2013

Osiris Roas Felix, Periodista y Fotógrafo dominicano durante su Safari en Africa

Con la emoción y el placer que caracteriza hacer un Safari en áfrica, fuimos levantado a las 6 de la mañana por un guía de nombre Allí, este con la simpatía que lo aludía al tener 5 clientes en una temporada baja para hacer turismo en kenya, nos condujo en su minibús de exactamente cinco pasajero a tres horas de nuestro hotel a las afuera de Mombasa, a un parque que es utilizado solo para este fin, es el segundo parque mas grande en todo africa para hacer safari.

Leopardos

Aunque por mi parte no era mi primer safari estaba muy emocionado, puesto mi primera experiencia en safari fue en Ciudad del Cabo (Suráfrica) y no lleno mis expectativa, puesto todos los animales estaban dividido por área, fue como visitar un zoológico sobre rueda. 


Este ultimo era completamente diferente una especie de jurassic park sin dinosaurio, al llegar al parque luego de tres horas de camino y una breve parada para comprar algunos souveniles y usar el baño, en una tienda que obviamente sacaba un porciento de las compras para el guía, llegamos a nuestro destino.

Luego de estirarme por segunda ves en menos de cuatro horas, note que no habían vehículos típico de safari, ósea yeep 4x4 pero tampoco pregunte, pues hay que dejar que todo fluya y siguiendo esa misma teoría volví de nuevo al baño, al salir del baño y después de esquivar algunos pueblerinos que pretendían vendernos sombreros turístico de safari, note una leve transformación en el vehículo que llegamos, le habían levantado la capota, como si fuera un convertible, pero con una leve altura lo suficiente para sacar la cabeza.

De nuevo todos abordo y comienza la travesía, no ver redes de separación durante los primeros 30 minutos fue una gran alegría, pero esa alegría se convierte en desgracias, puesto esto es sinónimo de que es posible que no veamos algunos de los cincos grandes o quizás ninguno, los cincos grandes es el termino utilizados para nombrar el León, Elefante, Hipopótamo, Búfalo y el Rinoceronte.

Elefante
Luego de 40 minutos de ver polvo, calles sin asfaltar y mucho sol, a 200 metro se visualizo un Elefante muy mal herido, a este le faltaba la mitad de la trompa, algunos entraron en pánico de pena, la cual desapareció cuando el enorme animal levanto su comida con su media trompa, 5 minutos, 3 lamentos y el recorrido continua…

Era bueno saber que habíamos visto uno de cinco grandes en la primera hora de safari, y al parecer seguíamos en la misma línea de los elefantes, puesto mas adelante salieron como doces, una buena manada y muy bien repartida, grandes, medianos y pequeños, y estoy seguro de cual era el macho, puesto dejaba su enorme genitales a la vista.

Jirafa

Una hora treinta minutos salieron dos Jirafas al parecer una hembra y un macho, puesto tenían colores diferentes, es divertido verlos de cercas porque al parecer nada los distrae, todos cámara en mano y seguimos nuestro camino.


Durante el recorrido vimos muchas materia fecal poco conocidas y muy abundante, eso era una pista de que nos aproximábamos a algo muy grande, el guía nos mostros pisada de León señal de que el rey estaba cerca.

Durante mas de 4 horas de sol, polvo y demás vimos un sinnúmero de animales avestruz, águila africana, ciervo, monos y cebras, llego la hora de comer en un lugar muy interesante, un hotel en medio del parque rodeado de animales uno que otros muy exóticos…

Luego de una hora de descanso y de comer comida real en ves de polvo, realizamos la segunda parte de nuestro tan expectativo viaje, la curiosidad por saber si de verdad veríamos animales mas temido y ver como era su comportamiento en su ecosistema nos tenia un poco nervioso.

Cebras

A la 3 de la tarde a mano izquierda cubierto de sol vimos un búfalo, en ese momento llego a mi mente una frase de facundo Cabral “un negro en la nieve es un blanco perfecto” y es que a pesar que no era nieve, ese enorme punto negro reposado en la tierra con un radiante sol de fondo simulaba esa frase, y no es para menos ese es unos de los 5 grandes mas imponente de la naturaleza, aunque también es la carne favorita de los leones.


Aunque el búfalo es sorprendente la vista fue completamente desviada hacia un baboon, que con su peculiar forma de caminar es capaz de distraer el mas concentrado, y no es para menos, es uno de los primates mas llamativo de la especie.

Con esa dos ultimas buenas imagen dimos final a esta muy buena aventura cervatica, quedándonos con el deseo de ver de cerca el Hipopótamo, el Rinoceronte y el mas popular y escaso de todos el rey de la serba el León…

0 comments: