jueves, 15 de mayo de 2014

 

UHmmm.. Y de que vamos hablar hoy????? Aquí pensando me llega a la mente aquel famoso refrán el cual cita de la siguiente manera “Tropezar varias veces con la misma piedra” Tan cierto como que le guste el arroz con habichuela. El problema de algunas piedras es que a usted le guste tropezar una y otra vez sabiendo que la misma sigue en el mismo lugar….. Aunque a veces se dan unos tropezones que las piedras se mueven, desaparecen y cuando usted menos cree se topa en el camino la  misma piedrecilla. “Que Vaina”.
 
 
 
Existen varios tipos de piedras, por ejemplo:
 

  • Piedra insistente que es aquella piedra que usted tropezó pero que no quiere topársela nuevamente más le aparece en todos los caminos por los cuales transita.
  • Piedra Orgullosa, Se trata de ese tipo de piedra que a usted le gustaría nuevamente casi matarse con ella a pedrá limpia, pero por diferencia de caracteres u privar en vainita cada piedra se queda en su camino.
  • Piedra Masoquista, viene siendo aquella piedra que por más pedrá que usted de, esa piedra siempre le aguanta todo.
  • Piedra cooltureta, no es más que esas piedras modernas las cuales se topa en su trayectoria.
  • Piedrecitas: Son esas aventurillas que usted tiene a lo largo de su camino cuando está quillado/a con su piedra principal.
  • Piedra Zebúa: Esta no vamos a describirla, pero #UstedSabeVeldá.
  • Peñón: La piedra que te mata y con la que siempre quieres trompezar.
 
 
En conclusión mis queridos lectores tropezar no es malo porque eso es de la gente, lo malo es encariñarse con #LaPiedra.


PostData: Puedes seguirme en Instagram y Twitter @ileanaespino
 

0 comments:

 
message